Matt is back!, ahora sobre Gravel!


Sobre el típico terreno de Flenders, Van der Poel se impuso nuevamente en un recorrido con asfalto, pavé y gravel. Después de su lesión y aclarando muchas dudas sobre su estado físico posterior a la caída que sufrió durante la competencia de ciclismo de montaña de los Juegos Olímpicos de Tokio.


Con su autoridad acostumbrada el holandés despedazó al pelotón faltando más de 90 kms a la meta, poco a poco fué minando a su competencia, al final se encontraba solo con Taco Van der Hoorn del Intermarché-Wanty a quien superó con facilidad en el sprint, en tercer lugar quedó otro ciclista del Alpecin-Fenix, Tim Merlier.